Tu Alma, Reencarnación y Karma

Tu alma tiene la oportunidad de volverse inmortal. Pero esto no ocurre de la noche a la mañana y ni siquiera en una sola vida.

Después de una muerte física, tu alma vuelve a la vida en otro cuerpo. La reencarnación le da a tu alma la oportunidad de evolucionar, a medida que va aprendiendo las lecciones de amor a través de las distintas experiencias de la vida.

La reencarnación no es un concepto nuevo. Ha sido parte de la tradición hindú y de la budista por miles de años. De hecho, los primeros cristianos creían en la reencarnación.

Tu Alma, Reencarnación y Karma

El karma es otro antiguo concepto. La ley del karma también se conoce como la ley de causa y efecto, y es un principio básico del universo. Para graduarte en la escuela de la vida en la Tierra y regresar a Dios, tienes que cumplir tu misión especial y equilibrar tu karma.

La ley del karma establece que todos nuestros actos, en esta vida y en las anteriores, tienen consecuencias inevitables. Como si se tratara de un boomerang personal, lo que enviamos regresa a nosotros, para bien o para mal. Un karma positivo puede regresar en forma de felicidad y buena fortuna; un karma negativo puede regresar en forma de tragedias o dificultades.

La única forma en que puedes hacer que tu alma regrese a casa es mediante el equilibrio kármico de tus cuentas. Tienes que pagar tus deudas a todos a los que les hayas hecho mal a lo largo de todas tus vidas. Y, para lograr eso, tienes que estar vivo en el lugar apropiado y en el momento apropiado para que puedas encontrarte con las personas con quienes tienes karma.

Para poderle pagar tus deudas a la vida necesitas tener un cuerpo físico.

Siguiente